Perlas de sabiduría

Consuelo Martín

El verdadero amor pone de manifiesto que no tengo ninguna necesidad.

La independencia es ser independiente de los deseos y necesidades del yo, es ser independiente del yo. La verdadera independencia lleva al verdadero amor, pues despierta a la unidad única que todo lo engloba.

El amor es el máximo disolvente.

El ser humano vive en el ámbito que crea su propia comprensión. Y sólo una visión más verdadera ocasionará una existencia humana más auténtica.

 

Krishnamurti

La intuición es el susurro del alma.
La acción en relación al tiempo genera conflicto.
El amor es la acción sin conflicto. La acción per se, sin la búsqueda de un resultado en el futuro -de recompensa o castigo-.
El amor no es esclavo del tiempo. El amor es la acción en si misma.
La atención es una llama. Cuando pones toda la atención sobre algo, ese algo desaparece.
La elección aparece en el cerebro que duda.

Yo no necesito creer en lo que veo. Cuando dices “¿cómo?” paras de aprender.
Sólo podemos aprender sobre algo si no lo condenamos. Si queremos solucionarlo ya no podemos aprender sobre ello porque estamos con la atención en la solución y no en el tema de investigación.

Nisargadatta

A aquellos que buscan, decirles que su única búsqueda radica en hallar al buscador

Cuando veo que soy nada, eso es sabiduría: cuando veo que soy todo, eso es amor: y entre ambas mi vida se mueve

Cuando veas el sueño como sueño, habrás hecho cuanto se precisa hacer. Cuando se disuelva tu individualidad ni verás individuos en parte alguna, solo un funcionamiento que acaece en la Conciencia. El sufrimiento es una llamada a la indagación. Todo dolor requiere ser investigado.Nada que implique una continuidad, una secuencia, un trnascurrir de etapa en etapa puede ser Real. En la Realidad no hay progresividad. La Realidad es definitiva, perfecta, incomparable. No es resultado de un proceso; es una explosión.

Margarita Porete

Cuanto conoce, ama y goza de la divina bondad son esas alas con las que vuela siempre mirando a Dios, siempre en la voluntad divina.

Katherine Pancol

Cuando el corazón flaquea, hay que ocupar las manos
El azar es Dios paseándose de incógnito.

Teresa de Calcuta

Dios arreglara los corazones partidos si nosotros le entregamos todos los pedazos.

Quien no vive para servir, no sirve para vivir.

Omar Khayyam

Había una puerta cuya llave no hallaba,
Un velo más allá del cual no lograba ver.
Pareció haber una charla
Entre Tú y yo,
Y al poco no hubo ya más ni  Tú ni yo.
Seng-Ts’an

Si quieres conocer la verdad, entonces no sostengas opiniones ni a favor ni en contra de nada.

 

Ramesh

Lo que sea que sucede, es parte del funcionamiento de la Totalidad.

R.W.Emerson

Desde adentro o desde atrás una luz brilla a través nuestro sobre las cosas y nos hace conscientes de que no somos nada y de que la luz lo es todo.

 Adyashanti

La perfecta quietud, La Paz es cuando no luchas en contra de nada y tampoco luchas para conseguir nada… (pushing away or grasping for)

Es en este estado de conciencia en el que la mente egoica se neutraliza. No hay ningún “hacer”. Es la verdadera meditación, tanto si estás sentada meditando como si estas haciendo cualquier otra cosa.

Mantente en tu intención (en tu anhelo por la Verdad)…todo lo demás se dará por si mismo.

Sri Siddharameshwar Maharaj

La principal dificultad está en realizar lo que se comprende intelectualmente. Hay una comprensión intelectual, pero no hay realización interior. A través de las enseñanzas del maestro uno comprende lo que es el Sí mismo (Atman), pero la mente del aspirante no deviene libre de duda porque durante años, la mente y el intelecto han adquirido el hábito de mirar sólo hacia afuera; por lo tanto, volverlos hacia adentro ha devenido una tarea muy difícil. A esto se le llama la vía inversa, que siguen los sabios cuando se vuelven en la dirección opuesta y observan la mente desde ¿dónde?…
El sabio os llevará hasta el umbral y os empujará dentro, pero la belleza del panorama de dentro, el sabio no puede enseñárosla. Sois vosotros mismos quienes tenéis que saborear el trofeo.